¿Qué es el Peat Moss y para qué sirve?

Los sustratos son considerados como una herramienta clave para producir alimentos, ya que estos tienen la capacidad de llevar a cabo el intercambio de nutrientes entre las plantas y el medio de cultivo así como de aportar todos lo elementos necesarios como el agua para su desarrollo, principalmente en sitios donde el suelo no cuenta con las condiciones adecuadas para cultivar cualquier especie vegetal.

Es importante mencionar que los sustratos deben contar con algunas características para que puedan ser utilizados dentro de la producción agrícola, por ejemplo, debe tener un nivel importante de retención de humedad, además deben tener la capacidad de repartir los nutrientes de manera uniforme y al mismo tiempo funcionar como un reservorio de estos; inclusive deben tener buena aireación, ser livianos y contar con buen drenaje para evitar encharcamientos.

Peat Moss

En el mercado existen diferentes tipos de sustratos que pueden ser de origen orgánico, inorgánico y sintético, los cuales son capaces de cubrir diferentes requerimientos dependiendo del tipo de cultivo, de las necesidades de las plantas y de las condiciones donde se lleve a cabo la producción agrícola. Entre los sustratos más importantes se encuentra el Peat Moss, un musgo que pertenece al género Sphagnum, el cual comprende entre 150 y 350 especies diferentes mejor conocidas como turberas.

El Peat Moss es un sustrato que se forma de una masa esponjosa y ligera que, dependiendo de los componentes que lo integran puede ser rubio, café o negro, lo cual también va a definir sus propiedades físicas y químicas. Asimismo, debido a estas características es fácil de manipular, inclusive gracias a su versatilidad se puede mezclar con otros sustratos para potenciar sus propiedades, lo cual permite obtener mayores rendimientos a la hora de cultivar al mismo tiempo que se cuida al medio ambiente.

Cabe señalar que este tipo de sustrato es un material orgánico compacto que tiene la capacidad de retener hasta 20 veces su peso seco en agua. Otra de sus características es que cuenta con una buena retención de humedad en un 70 por ciento, con un 20 por ciento de aireación y un alto contenido de materia orgánica, por esta razón se recomienda principalmente para cultivar melón o sandía, además se puede utilizar para la germinación y desarrollo de diferentes plántulas, ya que no interviene en su crecimiento.

Peat Moss

Asimismo, hay que señalar que este sustrato se divide en dos: peat moss fino y peat moss grueso. El primero se destina principalmente para la germinación de las semillas o para el desarrollo de las plántulas, ya que les brinda todo lo necesario en sus primeras etapas de crecimiento; mientras que el otro se utiliza básicamente para para que las plantas se desarrollen de manera adecuada, debido a que cuenta con más porosidad lo que permite que el sistema radicular tenga mayor movilidad y espacio para absorber todo lo que necesita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos

Ensalada de pallares

Introducción Porción para 4 personas.   Ingredientes 300 gr de pallares (frijol ancho) 1 cebolla morada 3 jitomates 4 ramas de cebollín 100 gr de jamón serrano 1 cda de aceite vegetal Para el aderezo: 1 taza de aceite de oliva 1 cda de vinagre tinto 1 cda de jugo de limón Sal y pimienta   Modo de Preparación Sancochar . . . Contenido Protegido Para ver este contenido es necesario contar una membresía.

Macerado de Menta, Salvia, Ortiga, Hierbabuena y Lavanda

Materiales 15 g de cada planta fresca y entera Agua, la necesaria. Modo de Preparación Trocear cada una de las plantas y colocarlas en un litro de agua hirviendo, cocer a fuego bajo por 20 minutos, retirar del fuego y dejar enfriar, filtrar y almacenar. Modo de Empleo Rociar sin diluir la totalidad de la planta con amenaza de plaga una vez cada semana como preventivo o una vez cada tercer día como correctivo.

Extracto de Ortiga

Materiales 100 gramos de hojas frescas de ortiga o 40 gramos de hojas secas. Agua, la necesaria. Modo de Preparación Colocar las hojas troceadas en un litro de agua hirviendo, retirar del fuego y dejar que enfríe. Puede usarse de inmediato (infusión) o dejar reposar el preparado en un lugar fresco y oscuro por 24 horas (macerado); o bien después de 48 horas de reposo se fermentará y se convertirá en un extracto fermentado. Modo de Empleo Cualquiera de las variedades de este extracto deben diluirse una parte de preparado por 9 de agua antes de aplicarlas a nuestras plantas. Rociar como preventivo una vez cada semana; y como correctivo una vez cada tres días durante 2 semanas. Puede almacenar el extracto fermentado sin diluir en el refrigerador máximo 15 días, prepare sólo la cantidad que vaya a necesitar. La infusión y la maceración no se conservan, deben usarse inmediatamente.

¡Próximos Cursos y Talleres!

Te invitamos a nuestros cursos y talleres, las ciudades también pueden producir Hortalizas y Vegetales limpios y de buena calidad.

Ver Calendario Contáctanos